Resumen

Lee la reseña La mala flor, de Eduardo Díez para adentrarte en un thriller que sorprende. Un autor al que seguir de cerca.

Reseña La mala flor, de Eduardo Díez | Por Borja Ribera

El año pasado descubrí una novela que captó mi atención gracias a su portada. Es más, el autor, Eduardo Díez, la regaló a través de Amazon durante algunos días y yo, al que le gusta coleccionar libros, la descargué. Todavía no he leído esa historia en la que un cisne ocupaba parte de su cubierta. Y tengo que admitir que está mal por mi parte, sobre todo porque habría entendido mejor esta novela que vengo a reseñar de haberlo hecho. La novela mencionada es Tal como eres, pero la que hoy vengo a analizar es su reciente obra, con la que se presenta al Premio Literario Amazon 2022. Vamos con la reseña La mala flor.

Crítica libro La mala flor

Que nadie se asuste y decida descartar esta lectura si no ha leído la mencionada anteriormente. Tengo que añadir que todavía hay una novela más, también previa a esta: Gens. Ambas sirven para conocer a diversos personajes que aparecen en esta última, pero no es necesario leerlas para poder seguir la trama. Ayuda, por supuesto, pero en mi caso no me he sentido perdido en ningún momento, ya que el autor explica mediante pinceladas qué es cada cosa y quién es quién. Me hubiese gustado leer esas dos obras antes, pero más que por conocer toda la historia que hay detrás lo hubiera hecho porque me ha gustado la forma de escribir de Eduardo.

Sinopsis

El abogado Miguel Lifante recibe el encargo de defender al presunto asesino de una novia el día de su boda. No lo tiene fácil. Todas las pruebas apuntan a que fue ese hombre quien cometió el crimen, aunque jura que le han tendido una trampa. Pero el verdadero objetivo de Miguel es otro. Ha regresado a Madrid en busca de la única persona que puede ayudarle a esclarecer el asesinato de su mejor amigo cinco años atrás. Alguien que lidera y rige con mano de hierro una sociedad oscura de la que muy pocos conocen su existencia. Ayudado por un peculiar inspector de policía, deberá enfrentarse a su pasado, presente y futuro mientras las circunstancias confluyen en una riada de mentiras, muerte y una despiadada venganza en la que está más involucrado de lo que piensa. Pero hay algo más: ¿De quién es la sombra que no deja de observarle?

Reseña de La mala flor

Después de leer la sinopsis, una bastante concisa y que resume muy bien lo que vamos a encontrar, comienza la historia con el asesinato de una novia en el día de su boda. ¡Pero ese no será el único cadáver que aparecerá el mismo día! Como debe ser: los muertos al principio. No serán los únicos porque, al igual que los personajes evolucionan durante la historia, sus hechos propiciarán que las víctimas se sumen al contador.

«Hace tres años vine a Madrid buscando una nueva vida. Hoy lo hago en busca de respuestas que me ayuden a continuar con la que quise dejar atrás».

Nuestro protagonista de la historia, Miguel Lifante, iba a acudir a dicha boda acompañando a Malena, fisioterapeuta y amiga de Lola, la fallecida. Miguel es abogado, un oficio que le permite estar más involucrado de lo que creía en el caso. El inspector Maudes requiere su ayuda para desvelar los misterios que envuelven a toda la familia de Lola, comenzando por su padre Jesús de los Alcatraces, siguiendo por su novio César y acabando por un antiguo novio, Cristino.

«Cada persona es un mundo, y cuando se junta con otra se forma un universo en el que a veces es fácil descifrar las estrellas y, en otras, resulta todo un enigma».

Variedad de sospechosos, múltiples motivos y muchas incógnitas en un caso en el que nada es lo que parece y más de uno no es quién afirma ser. Y todo ello sin olvidarnos que el propio Miguel tiene un par de objetivos en mente que pueden estar relacionados con el reciente asesinato.

Narración

Este apartado me gusta, porque no es la primera lectura de este año que me encuentro narrada en primera persona. Sin ir más lejos, mi última novela también lo está y me resulta curioso encontrar la misma narración en varias de las últimas que he leído. Me parece muy acertado vivir esta experiencia desde los ojos de Miguel. Hay algunos capítulos en tercera persona, pero son minoritarios y la razón es que no aparece nuestro abogado en escena.

«Porque pasé por allí. Vaya si lo hice. Bajé, padecí, sufrí, me atormenté. Y subí. Y lo hice solo. Nadie podrá jamás quitarme eso».

Miguel arrastra un problema del pasado. Carga con una mochila llena de culpa de la que nunca se ha podido desprender. Esta historia es secundaria, porque no olvidemos que el caso de la novia asesinada es la trama principal, está muy bien llevada para que lo conozcamos en profundidad y empaticemos con él.

Personajes

Encontramos muchos, pero sin llegar al exceso. Tenemos una víctima, rodeada de su padre, la madrastra, la hermana, el hermanastro, el novio, el exnovio, la amiga… Punto a favor para Eduardo, que consigue añadir sospechosos con multitud de secretos. Cualquiera de ellos puede haber planeado el crimen, pero ¿quién tenía motivos reales para acabar con Lola?

No son los únicos que aparecen, solo que nombrarlos aquí puede suponer que luego no haya sorpresas si decides leerla.

«¡Ah, la culpa, vieja compañera de la condición humana! La Historia está llena de tu finísima dentellada».

Como he dicho al comienzo de la reseña, también son nombrados, incluso tienen un rol secundario en la novela, aquellas personas que ya lo hicieron en las anteriores obras del autor. Eduardo nos explica quiénes son, mascadito, para que no vayamos perdidos y podamos disfrutar de la lectura sin estresarnos.

Todos ellos están bien elaborados, actúan conforme Eduardo los ha creado. Ni son iguales ni se comportan de la misma forma ante una adversidad. No recuerdo haberme perdido entre descripciones ultra detalladas de ellos, salvo en alguna excepción crucial para seguir las pesquisas del inspector Maudes.

Valoración final

Para ir acabando y no hacerlo más extenso, La mala flor tiene todo lo que un thriller necesita: el asesinato al principio para que ya no podamos soltar el libro; un protagonista con el que empatizar y al que deseas que no le ocurra nada; un buen número de sospechosos con sus motivos personales; y una trama bien hilada que mantiene la tensión y las dudas sobre quién lo ha hecho y por qué. Todo ello mediante una escritura elegante, directa y sin florituras que nos transporta por sus páginas sin darnos respiro. Eduardo no necesita lucirse con el vocabulario porque su fuerza reside en una historia potente y sin fisuras. La trama principal queda resuelta.

«Yo no puedo comenzar de nuevo. Pero sí puedo recomenzar y terminar lo que debe ser terminado».

Ya lo he dicho antes, no leer las anteriores obras no impide disfrutar esta historia, pero sí que es verdad que ayudaría para comprender qué es Gens y qué tiene que ver Miguel Lifante con ellos.

Descubre más reseñas de autores autopublicados que vale la pena leer.

Datos

TítuloLa mala flor
AutorEduardo Díez
EditorialAutopublicado
GéneroSuspense / Thriller policíaco
Autoconclusivo
Número de páginas291
FormatoeBook, tapa blanda
Fecha de publicaciónJunio 2022

¿Dónde comprar La mala flor?

Hazte con este libro en Amazon tanto en formato físico como en digital. O léelo con tu suscripción a Kindle Unlimited.

No te pierdas mi página de autor. 

Dejar respuesta

¡Deje su comentario!
Inserte su nombre aquí