Resumen

Fernando se adentra en lo más oscuro de la Antártida para acompañar a la tripulación del submarino U-8386.

Fernando opina: En la espiral de la locura

Después de mis imprevistas vacaciones de verano (en cuanto a lectura), ¡he vuelto! ¡Hola a todos! Y vuelvo a lo grande, con una novela sobre la que mucho tengo que hablar: el libro En la espiral de la locura, de Pascual Delegido.

Hay muy pocos libros que, al cerrarlos, me susciten la necesidad de escribir la reseña a continuación. Habitualmente, suelo estar cansado, o dejo un tiempo de reposo prudencial para aclarar todo lo que quiero decir acerca de la lectura. Pero, que yo recuerde en los últimos años, solo tres libros me han provocado esa sensación de salir corriendo en busca del teclado para escribir la correspondiente reseña: Dögunljósey, El guerrero a la sombra del cerezo y la que hoy nos ocupa, En la espiral de la locura, de Pascual Delegido.

TítuloEn la espiral de la locura
AutorPascual Delegido
EditorialEditorial Titanium
GéneroHorror cósmico / Ciencia ficción
Número de páginas344
ComprarEn Amazon: Papel

 

Sinopsis del libro En la espiral de la locura

A finales de la Segunda Guerra Mundial, los desertores de un submarino alemán ponen rumbo a un puerto neutral con la esperanza de ser acogidos.

Al mismo tiempo, un grupo de investigadores ingleses ultiman detalles para concluir una insólita cruzada emprendida muchos años atrás. Los caminos de ambos grupos se entrelazarán, conduciéndoles hasta un misterioso destino en las mismísimas entrañas de la Antártida, donde hallarán una verdad que escapa a los límites de la razón humana.

Sin saber a lo que se enfrentan, se verán obligados a ahondar en una espiral de incertidumbre, temor, paranoia, locura y muerte.

Introducción

Dos novelas ha publicado Pascual Delegido, y ambas han pasado por mis manos. Después del grato sabor de boca que me dejó Sin aliento, el autor, entre cerveza y cerveza, no paraba de insistir en que «la mejor es la otra». Vamos, lo que me pasaba a mí con De postre, venganza cuando tenía dos novelas publicadas. Tanto fue así, que decidí hacerme con ella e hincarle el diente.

Tengo que decir que, aunque me ha cogido en una época en la que no dedico el tiempo que quisiera a la lectura, el libro En la espiral de la locura tiene todo lo que me hacía falta para disfrutarla desde el principio hasta el fin.

Oscuro, oscuro

Vamos a ser francos, y diré que el género en el que se adentra esta novela no es mi favorito. Hay una ambientación histórica —Segunda Guerra Mundial— que me apasiona, y mezcla varias ramas, pinceladas de aquí y de allá, que me han encantado. Pero el que yo calificaría como género central de la novela (horror cósmico) no es mi predilecto. No he leído nada del —para Pasku— idolatrado Lovecraft, algo por lo que sé que terminaré muriendo en alguna de sus novelas.

¿Por qué nos cuentas todo esto?, diréis. Lo hago, simplemente, para daros el punto de vista de alguien neófito en el género y a quien, sin embargo, le ha encantado el libro En la espiral de la locura. Bajo sus más de trescientas páginas tendremos misterio, tensión, investigación, giros de guion, complicidad y violencia y muchas más cosas que no os puedo desvelar en estas pocas líneas.

El elenco

¿Qué sería de una buena historia sin un gran reparto? No me cansaré de decirlo, pero puedes tener una novela 10/10, que si no consigues que tus personajes conecten con el lector, habrá perdido la mitad de su valía. Esa conexión no se trata de presentarlos como los héroes de Marvel, sino que sean creíbles, humanos, de verdad.

En el libro En la espiral de la locura tenemos una pequeña muestra de varios perfiles muy fidedignos los cuales, más allá de la conexión que citábamos, nos ejemplifican las distintas personalidades que te encuentras en la sociedad, incluyendo sus reacciones en momentos de estrés. Un estrés que, os aseguro, hallarán.

Por explicarlo de otra manera: tenemos a Howard Eckersley, el antropólogo obsesionado por resolver el misterio que hay tras la investigación que su padre y, anteriormente, su abuelo, iniciaron. Se convierte en el tercero de los suyos que entrega todo para hallar respuestas, y canaliza las ganas y el ímpetu de la primera mitad de la novela. Podemos sentirnos identificados con Howard en varios puntos: esfuerzo, tesón, profesionalidad. Pero también hallamos otros aspectos menos elogiables y que, precisamente por eso, refuerzan el carácter de este hombre que, por momentos, se hace detestable.

Adler Hastings. Un tipo admirable. Un hombre a quien seguir y que, con el transcurso de las páginas, evoluciona favorablemente. Hay tramos de la novela que quedan eclipsados por el capitán del submarino en el que viviremos buena parte de la trama de En la espiral de la locura. Como dice Shannon, otra de las protagonistas, «su sola presencia nos bastaba [***] para seguir caminando. Es de esa clase de personas que no solo es líder por su rango.»

Hay muchos más personajes, pero los dos que cito arriba son los que me parecen más reseñables. El caso es que ninguno de ellos tiene un detalle sin perfilar, un gesto al azar o un comentario que no busque una reacción en la propia historia.

Y comieron perdices

Entre risas (y cervezas, sí), suelo reírme con Pasku sobre lo tiernos y románticos que son nuestros libros. Solemos leer géneros diferentes, pero a ambos nos mueve y nos gusta la oscuridad que alberga cada nueva novela que escribimos. El libro En la espiral de la locura no es uno apto para todos los públicos, aunque cuando leemos «horror cósmico» en la contraportada, es algo que se puede imaginar.

Pascual Delegido es otro firme defensor de que no todos los finales tienen que ser felices, así que no esperes que esta novela termine en boda. Me ha encantado la precisión que ha demostrado a la hora de enseñar sin dar, mostrar sin que se vea, y decir sin explicar. Cuando llega el momento de los fuegos artificiales, todos esos tapujos quedan atrás, las máscaras caen al suelo y disfrutamos de un festín como pocos hayas visto pero, muy importante en toda novela que se precie, todo a su debido momento.

Solo quiero destacar, como último apunte, que esta novela está presentada a modo de diario, desde diferentes puntos de vista. Tenemos el prisma de muchos de los personajes, por lo que la diversidad del reparto que he comentado antes queda mucho más patente. Todo un acierto.

Conclusión 

El autor a quien hoy desmembramos (ya he conectado con la oscuridad de la obra) es uno de esos que, como un humilde servidor, si me lo permitís, trata de hacerse hueco a codazos en la parrilla literaria. Uno de esos que pasa más inadvertido de lo que debería, y cuya obra debería ocupar más librerías, tanto físicas como digitales. El libro En la espiral de la locura es una clara muestra de ello, y animo a cualquier persona que guste de su género a que se lance de cabeza a por él.

Visita mi página de autor para saber más sobre mí.

Dejar respuesta

¡Deje su comentario!
Inserte su nombre aquí

¡Solo hasta el 21 de septiembre para participar! Gana este pack de 6 libros en el Instagram de @lectoradreams.