Resumen

Un libro listo para servir, un plato de buen gusto para cualquier amante de thriller o novela negra.

Fernando opina: El tapicero de Wisconsin

¡Venga, que cojo carrerilla! La vida es caprichosa. Tan pronto me quedo sin tiempo para leer durante días, y días, y días… como de repente, consigo terminar dos libros en dos semanas (toda una proeza para mí). Vamos a entrar en materia con esta novela negra al más puro estilo americano, con un crowdfunding detrás, de un autor que hay que seguir en muchos aspectos de su carrera literaria.

TítuloEl tapicero de Wisconsin
AutorJordi Rocandio
EditorialLibros.com
GéneroNovela negra / policíaca
Número de páginas470
ComprarAmazon: digital

 

Sinopsis del libro El tapicero de Wisconsin

Una chica aparece muerta, es la protagonista de una escenificación minuciosa y macabra. Es el primero de una serie de crímenes que traerá en jaque a los inspectores Carney y Johnson, y que los obligará a enfrentarse a la despiadada inteligencia de un asesino de identidad esquiva para ellos, pero que toma cuerpo desde el principio para el lector, haciéndolo testigo de sus razonamientos y sus motivos. Una novela negra moderna, dinámica, imprescindible.

Introducción

Jordi Rocandio es uno de esos autores a admirar. Lo primero que supe de él fue el lanzamiento de un crowdfunding para publicar, precisamente, el libro El tapicero de Wisconsin. Vi la portada y me dije: vaya novelón tiene que ser (sí, es un pensamiento de lo más básico, pero a todos nos pasa). Se trataba de la primera ocasión en la que podía analizar de cerca una experiencia de este estilo, de las que había oído hablar, pero que yo jamás (a día de hoy) me atrevería a lanzar. El atrevimiento de Jordi con este asunto fue elogiable y, como imaginaréis, consiguió los mecenas necesarios para publicar este libro (de forma holgada, me consta).

¿Qué tramas?

La novela comienza dándonos ya, desde el inicio, la explicación de cómo se forma el asesino. No, el libro El tapicero de Wisconsin no es uno de esos en los que tienes que alcanzar la última página para saber quién es el villano. Las cartas están sobre la mesa desde la primera hoja, pero es interesante observar desde un prisma elevado cómo se forja una personalidad atormentada en el interior de una mente brillante. Acompañaremos a Thomas Black, que es quien da un mayor brillo al elenco de personajes, desde su infancia hasta su madurez, apreciaremos la evolución en su pericia y en su propio carácter.

El único pero que le podría poner a El tapicero de Wisconsin es, en algunos apartados, su ligera previsibilidad. Pero (PERO) no sé hasta qué punto es una cuestión de que conocemos la identidad del asesino desde el principio, y por eso creemos fácil su captura, mientras que los inspectores se topan siempre con callejones sin salida.

Volviendo al antagonista, observaremos cómo un niño reprimido por el maltrato que papá le provoca a mamá se oscurece, se enturbia con cada golpe propinado, y se esconde en su propia coraza autodestructiva. Hasta que el pequeño Thomas descubre que disfruta capturando animales y desollándolos. Todo un angelito, vamos.

Ritmo

Si hay algo que quiero elogiar en esta novela es la facilidad para hacerte con ella. Tenemos ante nosotros una narrativa fluida, dinámica y muy ligera. Con una escritura muy correcta (no recuerdo una errata en todo el manuscrito), a Jordi no le hacen falta florituras para atraparnos e incitarnos a pasar la página.

La variedad de puntos de vista facilita también este aspecto, puesto que viviremos el argumento desde la cabeza de los inspectores al cargo del caso, del asesino e incluso algún otro personaje secundario.

Por último, y por si hiciera falta mencionarlo, hay que decir que el libro El tapicero de Wisconsin no es apto para todo lector. Si asociamos la palabra tapicero con lo que os he comentado previamente sobre desollar animales… Sacad vuestras conclusiones, pero lo dicho, no todos los estómagos podrán digerirlo. 🙂

Personajes

Tenemos ante nosotros un amplio grupo de personajes. Si nos ponemos a enumerar cada uno de ellos, de los que tienen peso en la historia y su propia subtrama en la espalda… me faltan dedos de una mano, y eso no es tan habitual como podría parecer.

En el centro de la acción, además del ya mencionado antagonista, tenemos a la pareja de inspectores al mando del caso. Jason Carney y Jimmy Johnson deberán desentrañar el misterio hasta dar con aquel que está poniendo patas arriba la ciudad de Madison. El rigor policial es de admirar, así como el detalle en determinados aspectos médicos. Yo suelo poner el foco en este tipo de asuntos, ya que son los que más dolores de cabeza me provocan a mí como escritor.

Los dos capitanes (en diferentes épocas) de la policía también tienen un peso importante, así como el resto del equipo científico o médico policial. La familia de Jason Carney, en especial su mujer y uno de sus hijos, tendrán mucho que ver en el argumento de El tapicero de Wisconsin.

Hay una historia subterránea que me ha llamado mucho la atención, fundamental en el tramo final del libro. Es de las pocas cosas que me descolocó, pero la aparición de Sophie (ya la conoceréis si leéis la novela) ha representado un soplo de aire fresco.

Conclusión El tapicero de Wisconsin 

El libro El tapicero de Wisconsin es un libro muy entretenido, rápido de leer y que abarca los diferentes puntos de vista de un asesino en serie. Trata de darnos lecciones sobre la vida desde el prisma de los personajes, y todas ellas son muy acertadas. Nos enseña la oscuridad de una mente corrupta, y la mayoría de sus grandes momentos los vivimos desde la turbiedad del antagonista.

Un libro listo para servir, un plato de buen gusto para cualquier amante de thriller o novela negra.

Visita mi página de autor para saber más sobre mí.

Dejar respuesta

¡Deje su comentario!
Inserte su nombre aquí